AVISO IMPORTANTE

¡BIENVENIDOS AL NUEVO PORTAL GUILLERMOBARBA.COM!

Estimados lectores de Inteligencia Financiera Global: Este blog se ha mudado definitivamente al nuevo portal de GuillermoBarba.com . Agr...

lunes, 9 de marzo de 2015

Provocaciones: la idea de un “Ejército europeo” vs. Rusia

Imagen: Jean-Claude Juncker (welt.de)
Ayer el periódico alemán Die Welt publicó el contenido de una entrevista que sostuvo con el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, quien propuso crear un ejército europeo para demostrar a Rusia “que nos tomamos en serio el defender los valores europeos”. El tono de Juncker denota una preocupación por la abrumadora superioridad de las fuerzas armadas rusas, tanto convencionales como nucleares en el Teatro de Operaciones Europeo.

Según el funcionario, un ejército conjunto “es una visión europea cuyo tiempo ha llegado". Señaló además que los estados de la Unión Europea (UE) gastan enormes sumas de dinero para fines militares, sin embargo, mantener pequeños ejércitos es una política “inadecuada” cuando se habla de encarar a los rusos.

De acuerdo con Die Welt, las palabras de Juncker serán respaldadas por el ex Alto Representante del Consejo para la Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, y ex secretario general de la OTAN, Javier Solana. El español presentará en Bruselas las conclusiones de un grupo internacional de expertos en materia de Defensa, quienes recomiendan una nueva estrategia y mayor integración.

Pero quien está detrás de esta propuesta es Alemania. Para Hans-Peter Bartels, presidente del Comité de Defensa del Bundestag –quien colaboró en el documento aludido, el tema de la defensa conjunta necesita un impulso. Para ello, se debe desarrollar un concepto que incluya a toda la UE, y comenzar por acuerdos entre estados miembro. Por su parte, citada por el Financial Times (FT), Ursula von der Leyen, ministra alemana de Defensa, en entrevista para la radio de su país habló en favor de un Ejército europeo, señalando que de hecho una brigada de soldados holandeses ya está bajo órdenes alemanas.

Pese a ello, los británicos se oponen. Un portavoz del gobierno de David Cameron, primer ministro del Reino Unido, dijo también citado por FT: “nuestra posición es muy clara en cuanto a que la Defensa es una responsabilidad nacional, no de la UE”. Expresó además que no ven ninguna posibilidad de cambiar de posición ni para la conformación de un ejército europeo.

La respuesta de Moscú, no obstante, no se ha hecho esperar. El primer vicepresidente de Rusia Unida –partido gobernante y mayoría en la Duma Estatal, Frants Klintsevich, dijo ayermismo a los medios que en el caso de que se crearan fuerzas armadas comunes europeas, podrían tener un papel provocador. Agregó que “En la era nuclear, ejércitos adicionales no proporcionan ningún tipo de seguridad adicional”.

Dicho de otro modo, para Rusia la creación de un “Ejército Europeo” no tendría otra intención que la de provocar, pues en realidad, en un mundo en el que predominan las armas nucleares, este tipo de tropas no hace ninguna diferencia real.

En el fondo, es claro que Alemania quiere expandir su hegemonía en Europa al ámbito de las armas. Por supuesto, este hecho garantiza que los “rebeldes” británicos jamás lo aceptarán. Cualquiera que sea el mando que adoptara el ejército de la Unión, es un hecho que la influencia alemana llevaría la voz predominante, por lo que pensar siquiera en que Londres confiaría su defensa a los alemanes, es un imposible.

Más allá de si esta propuesta se concretará, destaca el hecho mismo de que en la agenda europea se insista tanto en buscar maneras de enfrentar la “amenaza” rusa. Desde luego, todos saben que hay un apoyo armado encubierto de Moscú a los rebeldes separatistas del Este ucraniano, pero poco o nada se dice en los medios occidentales de que, en primer término, la crisis de Ucrania fue orquestada desde Washington.


Rusia reaccionó como los “expertos” americanos y europeos debieron prever. De manera que solo hay dos opciones: fueron demasiado torpes al creer que los rusos dejarían pasar tal intromisión americana en su vecindario, o de plano, el que escalaran las tensiones con Moscú a niveles no vistos desde la Guerra Fría, era el plan desde el comienzo. Esta última es la más probable. ¿Qué pretende Washington al encender una antorcha que podría meter al mundo entero en una guerra? Eso está por verse. El punto en todo caso es que hay políticos europeos que le siguen haciendo el juego a Estados Unidos. ¡Cuidado Europa! Dejarse seducir por el canto de la sirena americana, es una mala experiencia que deberían aprender del caso Ucrania. No agredir ni provocar a Rusia, es el mejor camino para llevar la fiesta en paz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada