AVISO IMPORTANTE

¡BIENVENIDOS AL NUEVO PORTAL GUILLERMOBARBA.COM!

Estimados lectores de Inteligencia Financiera Global: Este blog se ha mudado definitivamente al nuevo portal de GuillermoBarba.com . Agr...

jueves, 22 de octubre de 2015

Sobre el populismo

Por Mario Urióstegui Mendoza
El discurso pronunciado por el presidente Enrique Peña Nieto el 28 de septiembre del presente año ante la Asamblea General de la ONU, afirma que el populismo; el cual la Dra. Flavia Freidenberg define como “un estilo de liderazgo caracterizado por la relación directa, carismática, personalista y paternalista entre líder-seguidor, que no reconoce mediaciones organizativas o institucionales y que habla en nombre del pueblo” (2007, 2008), representa un riesgo mayor para la democracia mexicana ya que los populistas aprovechándose de la situación difícil que atraviesa el país, no hacen otra cosa más que lucrar políticamente. Sin embargo, existe una inconsistencia en este argumento: en realidad los mayores riesgos de la democracia son la corrupción, la impunidad, la violencia, el nulo crecimiento económico y la pobreza (por mencionar algunos).

Los factores anteriores crean un medio propicio para que populistas no sólo de izquierda sino de derecha, ofrezcan  soluciones maravillosas las cuales de todas maneras acaban de ser peores con frecuencia como lo demuestran muchos casos en América Latina.

La mejor manera de evitar estas “salidas populistas”; que podría resultar contraproducente para nuestra democracia (aún en transición), es precisamente un buen gobierno. Un buen gobierno que combata la corrupción, que sea más eficaz en el gasto público,  transparente y con mejores políticas públicas para promover el crecimiento económico, esa es la solución.

Sería riesgoso que en las elecciones del 2016, y más aún en las presidenciales de 2018, se utilizara al populismo como un factor de división (clivaje político) pues daría motivo a una polarización en el electorado, esto generaría un contexto político complejo el cual puede generar las condiciones para una crisis en el régimen democrático mexicano.

¡Ojalá no caigamos en el precipicio!

*Analista político en formación y apasionado del sector energético

Twitter:@MarioUrioste

mariouriosteguimendoza@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada