AVISO IMPORTANTE

¡BIENVENIDOS AL NUEVO PORTAL GUILLERMOBARBA.COM!

Estimados lectores de Inteligencia Financiera Global: Este blog se ha mudado definitivamente al nuevo portal de GuillermoBarba.com . Agr...

viernes, 2 de octubre de 2015

VORACIDAD GLOBAL DE INVERSORES DISPARA ESCASEZ DE MONEDAS DE PLATA

El miércoles pasado volvimos a enfatizar la discrepancia que existe entre los precios del oro y la plata en el mercado especulativo, de papel, y el físico. Y es que mientras en el primero continúan las liquidaciones que los deprimen, en el segundo se mantiene la estrechez producida por una alta y creciente demanda. Debido a esto ocurre una aparente contradicción entre un apetito voraz de los inversores mientras los precios caen. Aquí otros botones de muestra.

Al cierre del tercer trimestre, la US Mint (Casa de Moneda de los Estados Unidos) reportó que las ventas totales de onzas de oro (series American Eagle y Buffalo) se dispararon 181 por ciento de un trimestre a otro, mientras que las de plata subieron 47 por ciento para alcanzar un máximo de 29 años.

De la serie más popular –la American Eagle (águila americana) que incluye monedas de 1, ½, ¼ y 1/10 de onza (oz.) troy- el público compró 397 mil oz. de oro entre junio y septiembre, muy por encima de las 127 mil colocadas entre abril y junio.

De la misma serie pero en plata, la US Mint vendió 14 millones 268 mil 500 monedas de una oz., mucho más que las 9 millones 715 mil del trimestre previo.

Cabe subrayar que entre el segundo y tercer cuarto de 2015, los precios del oro y la plata mantuvieron una tendencia bajista. El metal amarillo terminó junio en 1,171.00 dólares la oz., mientras que septiembre lo cerró en 1,114 dólares. La plata pasó de 15.70 a 14.35 dólares en el mismo lapso, precio no visto desde hace seis años.

Se confirma de nuevo lo que hemos señalado en este espacio: hay un grupo de inversores que están felices de llevarse tanto metal precioso como pueden a los actuales niveles de precio, deprimidos por las ventas en papel. La plata, al estar relativamente más infravalorada, es la que está acaparando la atención.

No por nada el afamado inversor global Simon Black, ha dicho esta semana que los precios que vemos en el mercado de futuros son solo para banqueros, traders, economistas y reporteros. En el mundo real la dupla de metales preciosos monetarios se están negociando a precios mucho más altos.
Algunas casas de moneda como la propia de Estados Unidos, la canadiense y la australiana Perth Mint han tenido que suspender de forma temporal sus ventas y racionarlas.

La austríaca y la canadiense observaron ventas récord en julio y agosto, mientras la Perth Mint vendió más de 2.5 millones de onzas de plata en septiembre, casi cuatro veces más que el mes anterior, según informó Reuters.

La US Mint incluso se encuentra trabajando a tres turnos y pagando horas extras a sus empleados para tratar de satisfacer la demanda.

Roy Friedman, vice presidente de ventas y comercio de Manfra, Tordella & Brookes, una de las mayoristas más importantes de Estados Unidos –citado también por Reuters-, dijo que en sus 35 años en el negocio nunca había visto que una contracción norteamericana de la oferta de monedas de plata se extendiera a tal grado a las de Austria y el Reino Unido.

Lo que llama la atención es que mientras que la voracidad de los inversores se ha trasladado a otras latitudes, en nuestro país el público sigue “dormido”. Es una pena.

Según datos proporcionados por Banco de México (Banxico) a este periodista por medio de los oficios OFI006-14053 y OFI006-14283, las ventas de monedas de oro y plata no van tan bien.

Los centenarios de oro, si bien tuvieron también sus mejores niveles de ventas de 2015 en julio y agosto, fueron de apenas 3,119 y 3,810 unidades. En promedio este año se han colocado al mes 2,280 centenarios, por lo que de mantenerse ese nivel, diciembre terminaría en poco más de 27 mil monedas vendidas. Aunque eso sí implicaría un aumento importante respecto a 2014, cuando se comercializaron 19,454 centenarios, se estaría aún lejos del máximo logrado en 2008 de 46,131 piezas.

Las monedas de plata de la serie Libertad de 1 oz. –las más populares en México-, tuvieron su mejor mes del año en mayo, cuando Banxico puso a circular 217,643 de ellas. La media de ventas mensuales en 2015 está apenas en 60 mil. Si se mantuviera, cerraríamos el año en poco más de 722 mil onzas. El máximo histórico de ventas se alcanzó en 2009 con un millón 442 mil 857 unidades. El sobreprecio con el que se negocian respecto al precio internacional se ha disparado a 30 por ciento.


Como ve, mientras en el mundo cada día más inversionistas dejan de creer la propaganda oficial de la “recuperación”, México se sigue rezagando. Desde esta trinchera seguiremos dando la batalla en favor del dinero sólido –el oro y la plata físicos en propia mano-, como protección del poder adquisitivo de la gente en el largo plazo. El fruto de nuestro esfuerzo merece una defensa acorde con su importancia. No nos podemos quedar atrás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada