AVISO IMPORTANTE

¡BIENVENIDOS AL NUEVO PORTAL GUILLERMOBARBA.COM!

Estimados lectores de Inteligencia Financiera Global: Este blog se ha mudado definitivamente al nuevo portal de GuillermoBarba.com . Agr...

miércoles, 30 de septiembre de 2015

BANXICO, ¿CULPABLE POR LA DEPRECIACIÓN? (Tercera y última parte)

PESOS Y CONTRAPESOS
ARTURO DAMM ARNAL

La depreciación del peso frente al dólar se debe a que la salida de dólares, desde México hacia el extranjero, ha sido mayor que su entrada, desde el extranjero hacia México, lo cual podría haberse evitado, opinan algunos, si en su momento el Banco de México hubiera aumentado la tasa de interés, con lo cual la inversión financiera en México se hubiera vuelto más atractiva, lo cual hubiera atraído más capitales hacia la economía mexicana, dólares incluidos. Si el Banco de México hubiera elevado la tasa de interés, ¿se hubiera evitado la depreciación?

Lo primero que hay que tener en cuenta es que la depreciación no se debió al diferencial de tasas de interés entre México y Estados Unidos, ya que en México la tasa de referencia (interbancaria a 1 día) es del 3.00 por ciento y en Estados Unidos (de fondos federales) es del 0.25 por ciento, diferencia a nuestro favor. La salida de dólares no se debió a una fuga de capitales para aprovechar la inexistente mayor tasa de interés de referencia en los Estados Unidos, que no es el caso, sino a la condición de especulación cambiaria que causó, ¡y sigue causando!, la expectativa de que tarde o temprano aumentará la tasa de referencia en los Estados Unidos. (Véase al respecto, en este mismo espacio, la serie Fortalecer al peso, que se publicó del 10 al 14 de agosto). Así las cosas, ¿qué tan eficaz hubiera sido el alza de la tasa de referencia en México para evitar la salida de dólares? Y sobre todo, ¿cuánto debería de haber aumentado para conseguirlo?

Para darnos una idea. Quien el 2 de enero compró dólares los pudo haber vendido el 25 de septiembre con una ganancia nominal del 9.1 por ciento. ¿Cuánto debería de haber aumentado la tasa de referencia, y el resto de las tasas pasivas, para contrarrestar esa ganancia cambiaria y hacer más atractiva la entrada (oferta y venta) que la salida (demanda y compra) de dólares? ¿Hubiera sido factible?


Twitter: @ArturoDammArnal

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada