AVISO IMPORTANTE

¡BIENVENIDOS AL NUEVO PORTAL GUILLERMOBARBA.COM!

Estimados lectores de Inteligencia Financiera Global: Este blog se ha mudado definitivamente al nuevo portal de GuillermoBarba.com . Agr...

viernes, 29 de mayo de 2015

CRECIMIENTO NO REACCIONA, ¿POR QUÉ?

COLUMNA INVITADA: PESOS Y CONTRAPESOS
ARTURO DAMM ARNAL

La economía mexicana ha crecido en el siglo XXI, en promedio anual, al 2.1 por ciento, crecimiento que se mide por el comportamiento de la producción de bienes y servicios, y que ha resultado mediocre, y que se espera siga siendo mediocre. Centro la atención en lo sucedido entre 2011 y 2014 y en lo que se espera para los próximos años.
En 2011 y 2012, antes de las reformas estructurales, la economía mexicana creció, respectivamente, 4.1 y 4.0 por ciento. En 2013, el año del “atorón”, el crecimiento fue de solamente 1.4 por ciento. Un año después, durante 2014, ya con las reformas estructurales aprobadas, pero todavía no en marcha, la economía mexicana creció 2.1 por ciento, el promedio registrado de 2001 a 2013.

Según los resultados de la Encuesta sobre las Expectativas de los Especialistas en Economía del Sector Privado, correspondiente a abril, para 2015, 2016 y 2017 se prevé un crecimiento de la economía mexicana, respectivamente, del 2.9, 3.4 y 3.8 por ciento, cada vez mayor (bien), en cada año por arriba del promedio del 2.1 por ciento (bien), pero en todos los años por debajo del 4.1 y 4.0 por ciento ya alcanzados en 2011 y 2012, antes de las reformas estructurales, de las cuales no se espera eficacia alguna en materia de crecimiento (preocupante).

Para los próximos diez años, del 2016 al 2025, los economistas encuestados por el Banco de México prevén un crecimiento promedio anual de la economía mexicana del 3.8 por ciento, por debajo del 4.1 del 2011 y del 4.0 del 2012, todo ello con las reformas estructurales, no solamente aprobadas, sino en marcha.

Al margen de que se cumplan o no las predicciones lo que importa es que los economistas encuestados por el banco central no consideran que las reformas vayan a tener ningún impacto sobre el crecimiento, mismo que seguirá siendo bajo. ¿Por qué? ¿Por falta de ánimo e impulso de la iniciativa privada o por exceso de lastres y obstáculos del gobierno?


Twitter: @ArturoDammArnal

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada