AVISO IMPORTANTE

¡BIENVENIDOS AL NUEVO PORTAL GUILLERMOBARBA.COM!

Estimados lectores de Inteligencia Financiera Global: Este blog se ha mudado definitivamente al nuevo portal de GuillermoBarba.com . Agr...

lunes, 25 de mayo de 2015

TAXIS TRADICIONALES: ¿COMPETENCIA REAL?

PESOS Y CONTRAPESOS
ARTURO DAMM ARNAL

La verdadera competencia, la que se traduce en más y mejores opciones para los consumidores (ojo: no sólo más, sino mejores), es la que se da entre bienes sustitutos que satisfacen, de distinta manera, una misma necesidad. Si aparecen más oferentes, pero no mejores oferentes, el beneficio para el consumidor será menor, sobre todo si esa oferta está regulada por el gobierno, de tal manera que todos los oferentes deban seguir las mismas reglas, lo cual limita su competitividad, su capacidad para hacer lo que hacen mejor que los demás, sobre todo si lo que está regulado es el precio, la principal variable de competitividad de cualquier oferente.


Tres son las variables de competitividad: precio, calidad y servicio, debiendo tener claro que la competencia se da entre opciones de más o menos la misma calidad (la comida de McDonald’s no compite con la del Churchill’s), con más o menos el mismo servicio (el servicio de McDonald’s no compite con el del Churchill’s), por lo que la variable más importante en materia de competitividad es el precio: más o menos misma calidad, y más o menos mismo servicio, condiciones para que haya competencia, resulta más competitivo el oferente capaz de ofrecer a menor precio, para lo cual se requiere que el precio lo pueda determinar el oferente libremente.

¿Qué sucede si el precio está regulado por el gobierno, tal y como sucede con las tarifas que cobran los taxis tradicionales, no uberianos? Que la tarifa oficial impide la competencia vía precio, precio que es la principal variable de competitividad de cualquier oferente, taxistas incluidos, precio en función del cual, con relación a los taxis tradicionales, el consumidor no tiene la libertad de elegir. Así las cosas, ¿se puede hablar de competencia real entre los taxis tradicionales? No, claro que no, competencia real que se debe a la aparición, no de más opciones iguales, sino de mejores opciones, en los tres frentes de la competitividad: precio, calidad y servicio, precisamente lo que ha logrado Uber.


Twitter: @ArturoDammArnal

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada