AVISO IMPORTANTE

¡BIENVENIDOS AL NUEVO PORTAL GUILLERMOBARBA.COM!

Estimados lectores de Inteligencia Financiera Global: Este blog se ha mudado definitivamente al nuevo portal de GuillermoBarba.com . Agr...

miércoles, 6 de mayo de 2015

EL PIB QUE CUENTA

PESOS Y CONTRAPESOS
ARTURO DAMM ARNAL*

La variable más socorrida para calificar el desempeño de una economía es el PIB, el Producto Interno Bruto, la producción de bienes y servicios que se realiza en un país a lo largo de un determinado periodo de tiempo, variable con la que se mide el crecimiento de la economía. ¿Es esta la variable que mejor muestra el desempeño de una economía? No, la que mejor lo muestra es el PIB por habitante, que relaciona el crecimiento de la producción con el aumento de la población, midiendo cuánto se produce por habitante o cuánto más se produce por habitante adicional. El crecimiento que cuenta es el del PIB por habitante, llamando la atención que, por ejemplo, el INEGI, no lo reporte. ¿Por qué no, si es una mejor medición del desempeño de la economía que el PIB?


Veamos qué pasó, con el PIB por habitante, en los primeros catorce años de este siglo XXI, del 2001 al 2014. El crecimiento promedio anual del PIB entre el 2001 y el 2014 fue 2.2 por ciento. El crecimiento promedio anual de la población, para el mismo período de tiempo (suponiendo que entre 2011 y 2014 se haya mantenido la misma tasa de crecimiento demográfico que se observó entre 2001 y 2010, año del último censo de población), fue 1.4 por ciento. Así las cosas, el crecimiento promedio anual del PIB por habitante entre el 2001 y el 2014 fue del 0.8 por ciento. Este fue, para esos años, el verdadero crecimiento de la economía mexicana, cifra que, traducida a palabras, se sintetiza así: pésimo.

El PIB por habitante es un dato, producto de una operación aritmética, que puede medir, uno, cuánto ingreso le tocaría a cada quien si el mismo se repartiera igualitariamente y, dos, en cuánto crece ese ingreso, PIB por habitante que, comparado con el PIB, nos da una mejor idea de la situación de una economía. Siendo así, ¿por qué el INEGI no lo reporta? ¿Por qué el gobierno no lo menciona?


Twitter: @ArturoDammArnal

*Arturo Damm Arnal: Economista, filósofo. Liberal. Profesor universitario. Periodista. Colaborador de @CapitalMexico y @asuntoskpitales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada