AVISO IMPORTANTE

¡BIENVENIDOS AL NUEVO PORTAL GUILLERMOBARBA.COM!

Estimados lectores de Inteligencia Financiera Global: Este blog se ha mudado definitivamente al nuevo portal de GuillermoBarba.com . Agr...

miércoles, 27 de mayo de 2015

CRECIMIENTO, NO REACCIONA

PESOS Y CONTRAPESOS
ARTURO DAMM ARNAL*

En términos trimestrales (comparando cada trimestre con el trimestre anterior) y desestacionalizados (eliminando efectos calendario y estacionales para comparar mejor), en los cuatro trimestres del 2014 la economía mexicana creció, midiendo ese crecimiento por el comportamiento de la producción de bienes y servicios, el Producto Interno Bruto, PIB, 0.5, 0.9, 0.5 y 0.7 por ciento respectivamente. Durante el primer trimestre del 2015 el crecimiento del PIB fue del 0.4 por ciento, el menor de los últimos cinco trimestres. Mal y empeorando.

Nuevamente en términos trimestrales y desestacionalizados durante el primer trimestre de 2012, 2013, 2014 y 2015 el crecimiento de la economía fue, respectivamente, 0.8, 0.6, 0.5 y 0.4 por ciento, siendo el resultado del 2015 el peor de los últimos cuatro años. Nuevamente mal y empeorando.

El mediocre desempeño de la economía mexicana ha suscitado un debate en torno a la causa del crecimiento económico, misma que no es ningún secreto, pese a lo cual muchos economistas no logran identificarla. La causa eficiente del crecimiento económico, es decir, del aumento en la producción de bienes y servicios, es la inversión directa, que apuntala y abre empresas, produce bienes y servicios, crea empleos y les permite, a quienes consiguen esos puestos de trabajo, generar ingresos. De la misma manera, la causa eficiente de un mayor crecimiento económico, es decir, del aumento creciente en la producción de bienes y servicios, es el incremento de la inversión directa, definida como todo gasto destinado a producir más y mejor, por ejemplo, en investigación científica; en desarrollo tecnológico; en instalaciones, maquinaria y equipo; en infraestructura de comunicaciones y transportes; en educación y capacitación.

¿Cómo vamos en materia de inversión directa? En enero y febrero (último mes para el que tenemos cifras), en términos mensuales y desestacionalizados, la inversión en instalaciones, maquinaria y equipo, que proporciona la infraestructura física para la producción, siendo el componente más importante de la inversión directa, creció 1.8 y menos 3.8 por ciento. Con estos resultados, ¿podemos esperar un mayor crecimiento del PIB?


Twitter: @ArturoDammArnal

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada