AVISO IMPORTANTE

¡BIENVENIDOS AL NUEVO PORTAL GUILLERMOBARBA.COM!

Estimados lectores de Inteligencia Financiera Global: Este blog se ha mudado definitivamente al nuevo portal de GuillermoBarba.com . Agr...

jueves, 12 de noviembre de 2015

Venezuela, de mal en peor

En el artículo “Nunca imite a Venezuela: rematará sus reservas de oro”, publicado en octubre pasado, dimos cuenta de cómo a causa de las desastrosas políticas socialistas del presidente Nicolás Maduro, las reservas áureas más grandes de América Latina se podrían convertir pronto en historia. La razón es que antes de que termine 2015, el país sudamericano enfrentará pagos de deuda por alrededor de 16 mil millones de dólares (mdd) de aquí a finales de 2016.

Dado que de su total de reservas es de alrededor de 14 mil 900 mdd, sí que se las verán muy duras para afrontar esas obligaciones, por lo que el mercado ve como probable un impago que terminaría de empujar al precipicio aquella economía.

Para aumentar su liquidez, la semana pasada el Fondo Monetario Internacional dio a conocer que Venezuela retiró de una de las cuentas que mantiene con él, alrededor de 467 millones de dólares.

Al igual que otros países, el país sudamericano mantiene reservas en los llamados Derechos Especiales de Giro (DEG), una cuasi divisa compuesta por una canasta internacional, donde están el euro, el yen japonés, la libra esterlina y el dólar estadounidense.

Con este retiro, el gobierno de Maduro podrá utilizar los fondos para pagar importaciones o parte de sus deudas, pero no afecta por ahora la composición del total de sus activos internacionales porque los DEGs, ya aparecían contabilizados. Fue digamos, un cambio de forma en sus reservas.

Cabe recordar que según el Consejo Mundial del Oro (WGC, por sus siglas en inglés) el 67 por ciento de sus reservas está en oro. El problema es que no es un activo muy líquido para ellos porque sus lingotes se encuentran, se supone, en bóvedas situadas en Caracas.

¿Usted le prestaría al presidente Maduro sabiendo que las garantías permanecen en su poder? Debido a esta situación es de esperar que la venta de barras áureas por parte de su Banco Central continúe. Quizá también lo empeñen pero bajo condiciones bastante adversas debido al gran riesgo que implica que las garantías estén en manos del deudor.

Como quiera, reiteramos que el problema no es en sí el nivel de reservas venezolano, sino las políticas socialistas del gobierno que siguen empeorando la crisis que se vive en aquella nación. Los problemas económicos se resuelven con las leyes de la economía, no por medio de decretos del poder Ejecutivo.

Los defensores de Maduro argumentan que el país tiene enormes reservas de petróleo, oro y activos que pueden empeñarse o venderse y tienen razón. El problema es que los precios del crudo no repuntarán en el corto plazo, y el oro, tampoco atraviesa su mejor momento. Los activos pueden venderse, pero siempre serán limitados.

Así que en su baraja de opciones está la de recurrir a China, que ya los ha estado fondeando con anterioridad. Pero no se olvide usted de que los chinos tienen por ahora sus propios problemas de desaceleración y crisis de crédito que están reventando. La paciencia y tolerancia de un acreedor siempre tiene límites.

Que quede claro. Si Venezuela no corrige el rumbo, la escasez de básicos, recesión y violencia que se vive hoy, no será nada en comparación con lo que vendrá en el caso de un default (impago) de su deuda.

El quebrado, quebrado está. Si no cambia el curso, en cuestión de tiempo el país entero estará hipotecado, las reservas de oro y las pocas divisas que tienen se habrán esfumado, y la inestabilidad y “patadas de ahogado” del régimen para mantenerse en el poder, podrían traer consecuencias insospechadas. Por el bien de los venezolanos, esperamos que la pesadilla termine pronto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada