AVISO IMPORTANTE

¡BIENVENIDOS AL NUEVO PORTAL GUILLERMOBARBA.COM!

Estimados lectores de Inteligencia Financiera Global: Este blog se ha mudado definitivamente al nuevo portal de GuillermoBarba.com . Agr...

martes, 18 de agosto de 2015

IMPULSAR AL MERCADO INTERNO (III de V)

PESOS Y CONTRAPESOS
ARTURO DAMM ARNAL


En los últimos años el mercado externo (exportaciones) se ha contraído de manera importante. Pasamos de un crecimiento anual de las exportaciones, en junio del 2011, del 21.1 por ciento, a un decrecimiento, en junio pasado, del 2.1 por ciento. Este comportamiento de las ventas al exterior puede ser una de las causas del bajo crecimiento de la economía mexicana, medido por el comportamiento de la producción de bienes y servicios, el Producto Interno Bruto, contracción del mercado externo que, opina más de uno, debe compensarse con la expansión del mercado interno: si los extranjeros nos compran menos comprémonos nosotros más. De acuerdo, ¿cómo le hacemos para conseguirlo?

Esta es la “lógica” (más adelante explicaré la razón de las comillas) de esta propuesta. 1) Los extranjeros nos compran menos (caída en exportaciones; reducción de la demanda externa) y, como consecuencia, nosotros producimos menos (menor crecimiento). 2) Nosotros nos compramos más (aumento en la demanda interna por mercancías hechas en México) y, como resultado, nosotros produciremos más (mayor crecimiento, que se mide por el comportamiento de la producción de bienes y servicios). Parece lo correcto, ¿lo es? Y si lo fuera, ¿resultaría fácil? Y lo más importante: ¿cómo lograr, de buena manera, sin crear nuevos y más graves problemas, el aumento en la demanda interna por bienes y servicios producidos en México?

Desde este punto de vista, ¿cuál es el reto? Conseguir el aumento en la demanda interna por mercancías hechas en México, ya que el objetivo final es impulsar el crecimiento de la economía mexicana, que se mide por la producción de bienes y servicios que se realiza en el país.

Una mayor demanda por mercancías producidas en México se traduciría, según esta “lógica”, en una mayor producción de bienes y servicios y, ya que el crecimiento se mide por el comportamiento de esa producción, en un mayor crecimiento, “lógica” que plantea esta pregunta: un aumento en la demanda por bienes y servicios, ¿necesariamente se traduce en un aumento en la producción? No.

Continuará.

Twitter: @ArturoDammArnal

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada