AVISO IMPORTANTE

¡BIENVENIDOS AL NUEVO PORTAL GUILLERMOBARBA.COM!

Estimados lectores de Inteligencia Financiera Global: Este blog se ha mudado definitivamente al nuevo portal de GuillermoBarba.com . Agr...

jueves, 9 de julio de 2015

DEUDA PÚBLICA, ¿POR BUEN CAMINO?

PESOS Y CONTRAPESOS
ARTURO DAMM ARNAL

Ahora que Grecia enfrenta serios problemas económicos, cuya causa es el irresponsable endeudamiento de sus gobiernos, vale la pena preguntarnos qué tan responsablemente se han portado los gobiernos mexicanos en la materia. Una primera manera de responder, siendo la más socorrida, es analizar la evolución de la deuda pública como porcentaje del Producto Interno Bruto, del ingreso generado, en la producción de bienes y servicios, por todos los agentes económicos. Desde este punto de vista, ¿cómo vamos?

Al final del sexenio de Zedillo la deuda total (interna más externa) del Sector Público Federal equivalió al 19.8 por ciento del PIB. Al término de la administración de Fox el porcentaje fue 18.2. Al final del gobierno de Calderón aumentó a 33.0. Al término de 2014, trascurridos los dos primeros años del sexenio de Peña Nieto, la deuda total del Sector Público Federal equivalió al 39.0 por ciento del PIB, es decir, del ingreso generado ese año por todos los agentes económicos. Punto de comparación: la deuda pública griega equivale al 180 por ciento del PIB griego.

Hecho este análisis hay que preguntarse si comparar la deuda pública con el ingreso generado por todos, el PIB, es la mejor manera de responder la pregunta por la prudencia y responsabilidad del comportamiento de las autoridades fiscales. ¿No obtenemos una mejor respuesta si comparamos la deuda pública con los ingresos del sector público? Obviamente. Desde esta perspectiva, ¿cuál es el resultado?

Al término del sexenio zedillista la deuda total del Sector Público Federal equivalió al 112.9 por ciento de los ingresos presupuestarios de dicho sector. Al final de la administración foxista el porcentaje bajó a 87.7. Al final del gobierno calderonista el porcentaje aumentó considerablemente y llegó a 152.3. Al término del 2014, trascurrida la primera tercera parte del sexenio peñista, la deuda total del Sector Público Federal equivalió al 174.4 por ciento de los ingresos presupuestarios de dicho sector.

Esta evolución, ¿muestra responsabilidad y prudencia en el manejo de la deuda pública? Usted lector, ¿qué cree?


Twitter: @ArturoDammArnal

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada