AVISO IMPORTANTE

¡BIENVENIDOS AL NUEVO PORTAL GUILLERMOBARBA.COM!

Estimados lectores de Inteligencia Financiera Global: Este blog se ha mudado definitivamente al nuevo portal de GuillermoBarba.com . Agr...

viernes, 3 de julio de 2015

PRESUPUESTO BASE CERO, ¿MENOS IMPUESTOS?

PESOS Y CONTRAPESOS

ARTURO DAMM ARNAL

El gobierno gasta en lo que no debe (es desde el mecenas de las artes -Conaculta- hasta el benefactor del deporte -Conade-), razón por la cual gasta de más (en tareas que, si bien necesarias, no le corresponden legítimamente), sin olvidar que en muchos casos gasta de mala manera (por ejemplo: en materia de educación subsidiando la oferta y no la demanda), todo ello, de entrada, en detrimento de los contribuyentes, a quienes se les obliga a entregar una mayor parte de sus ingresos de la necesaria si el gobierno gastara nada más en lo que debe gastar (para garantizar la seguridad contra la delincuencia; para impartir justicia; para proveer los bienes y servicios públicos, que realmente sean públicos, y que realmente deban de proveerse; para ordenar la convivencia en los espacios públicos; para corregir externalidades negativas) y si lo hiciera de buena manera. 

La intención de poner en práctica en 2016 un presupuesto base cero, que obliga a justificar cada partida de gasto gubernamental (por lo menos aquellas que sí son susceptibles de eliminación o modificación, que desafortunadamente no son todas, ya que existen compromisos presupuestarios ineludibles como lo son, por ejemplo, los pagos de deuda, tanto interna como externa), es un reconocimiento del hecho de que el gobierno gasta de más y de mala manera, reconocimiento que ya es un paso en la dirección correcta. Ya veremos hasta dónde se llega.

Por lo pronto la pregunta que me hago, y que comparto con ustedes, es si la aplicación del presupuesto base cero el año entrante se traducirá en la baja y/o eliminación de algunos impuestos o, dicho de otra manera, si el mismo traerá algún beneficio para los contribuyentes. Lo más probable es que no, y ello por una razón muy sencilla: la principal intención del gobierno es gastar mejor, no gastar menos, mejor gasto que, en una de esas, se traduce en un mayor gasto, justificado, ¡precisamente!, con el argumento de que ya se está gastando mejor. Ya lo veremos.


Twitter: @ArturoDammArnal

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada