AVISO IMPORTANTE

¡BIENVENIDOS AL NUEVO PORTAL GUILLERMOBARBA.COM!

Estimados lectores de Inteligencia Financiera Global: Este blog se ha mudado definitivamente al nuevo portal de GuillermoBarba.com . Agr...

lunes, 22 de junio de 2015

EL ORO TEXANO NO ESTÁ EN LA FED

Hace una semana le trajimos la historia de la Ley 483 que firmó el gobernador de Texas, Gregg Abbott, con la que crearán la primera bóveda estatal de su tipo para la custodia de oro y plata monetarios, con capacidad de almacenar 5,600 lingotes. La intención principal –declaró Abbott- es “repatriar” mil millones de dólares (mdd) en metal y proteger los tesoros de los habitantes texanos pues, además, quedó establecido que cualquier decreto expropiatorio quedaría sin efecto. 

Recordemos que ya en los años 30 del siglo pasado una expropiación federal ya ocurrió, y durante décadas a los estadounidenses les estuvo prohibido acumular oro monetario.

Pues bien, resulta que el oro texano que se suponía estaba en la Reserva Federal (Fed) de Nueva York, en realidad se encuentra en una bóveda privada en el centro de Manhattan. Lo anterior lo informó Bloomberg el viernes, quien además estimó un valor de solo 650 mdd.

Citado por el mismo portal, el republicano Giovanni Capriglione –coautor de la ley comentada- dijo que  quieren mostrar su “fuerza y resiliencia”, que su entidad es “única, estable, fuerte y podemos mostrar a otros estados e individuos que sí, Texas tiene mil mdd en oro. ¿Tu estado lo tiene?”. El legislador dijo no sentirse menos orgulloso de saber que en realidad son 650 mdd. Sus compañeros legisladores tampoco ofrecieron mayor oposición al proyecto. En el senado y Cámara de representantes tejanos solo hubo cuatro votos en contra, respectivamente.

En realidad, también se ha informado que el oro en cuestión no es propiedad estatal en sí, sino de la segunda mayor fundación académica del país: la University of Texas Investment Management Co.

La administración del fondo ha dicho que les complace tener sus barras en el estado, siempre y cuando no les cobren una cuota de custodia superior a la que pagaban en NY, de alrededor de un millón de dólares. Detalles como la localización específica de la bóveda texana aún se están discutiendo.

Como quiera, no hay duda de que una vez que los texanos cuenten con su bóveda estatal en plena operación y comiencen a resguardar ahí su oro, será natural que comiencen a operar su propio “sistema monetario”.

Al estar respaldados en metal certificado y con una custodia física auditada, cualquier documento que ampare su propiedad podrá negociarse como dinero, es decir, será dado y recibido en pago por la gente sin necesidad de una ley que obligue a su aceptación. En este espacio hemos explicado que de hecho, eso es lo que siempre fueron los billetes, no un simple papel o plástico sin respaldo, sino un pagaré redimible casi siempre en oro y plata.

Vaya diferencia con respecto a las monedas de curso legal, que dado que no pueden ser redimidas en dinero real, solo valen gracias a la coerción del Estado que nos obliga a aceptar los billetes que emite sin límites.

Aunque Capriglione asegura que la intención no fue la de crear una divisa texana, lo cierto es que no podrán evitar que pase, aunque al principio sea a escala menor. De tener éxito, y así será, la gente de manera espontánea comenzará a aceptar cada vez más los certificados con respaldo en oro. El legislador texano tiene razón cuando dice que al haber colapsos económicos, lo que la gente busca es sentirse segura y eso “es justo lo que hace el tener el oro aquí”.


No hay duda, felicitamos a los texanos por desconfiar de Washington y del sistema monetario federal basado en el dólar, que no representa más que la deuda estadounidense, ya no oro. Otros estados de la Unión Americana y México –donde tenemos la propuesta de monetizar la plata, debemos seguir su ejemplo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada