AVISO IMPORTANTE

¡BIENVENIDOS AL NUEVO PORTAL GUILLERMOBARBA.COM!

Estimados lectores de Inteligencia Financiera Global: Este blog se ha mudado definitivamente al nuevo portal de GuillermoBarba.com . Agr...

jueves, 4 de junio de 2015

Los recortes al crecimiento

Imagen: vivelohoy.com
Esta semana Banco de México informó que las expectativas de los especialistas del sector privado sobre el crecimiento de nuestra economía para este año, cerraron en mayo a una tasa de 2.66 por ciento anual, lo que representa una caída desde el 2.8 por ciento que se esperaba antes.

El problema con los pronósticos de este tipo es que en realidad los economistas juegan a ser “adivinos” –muy malos por cierto, y eso los lleva a tener que ajustar y ajustar las cifras conforme transcurre el tiempo. En este espacio no hacemos ese tipo de adivinanzas y preferimos informarle los fundamentos económicos generales. Por eso no nos sorprende esta evidente desaceleración que padece la economía mexicana, pues ya desde el segundo semestre de 2014 había señales que anticipaban que esto sucedería y así lo dijimos.

Es más, de nueva cuenta nos atrevemos a adelantar que, si no corregimos el rumbo, el próximo año podríamos sufrir una nueva recesión a causa, en parte, de la mayor debilidad que tendrá la economía estadounidense. ¿Qué hacer? Dejar de hacer esfuerzos que sumen cero.

Y es que como recordará, mucho se habla de las reformas estructurales como la energética, pilar de la estrategia de crecimiento del gobierno Federal. Pero lo cierto es que no será suficiente, y menos, cuando los posibles resultados benéficos que en definitiva sí tendrá, serán de largo plazo, mientras en el corto, la reforma hacendaria nos sigue perjudicando a todos. Esta reforma es tan dañina que seguirá anulando las ventajas de todas las demás, es un lastre del que el gobierno es responsable y debe retirar.

Quitarle ingresos a las personas y empresas por la vía de los impuestos, es lo peor que se puede hacer en un momento de desaceleración o crisis. Si lo que necesitamos es más empleo, crecimiento, más creación de riqueza, entonces a los que la crean –las personas y empresas, se les debe premiar, no castigar, por la vía de los impuestos.


Por lo tanto, menos regulación, menos gasto del gobierno pero más dinero disponible para familias y empresas reduciendo impuestos, es lo que México necesita. Ojalá algún día nos escuchen porque ya estamos casi a mitad de sexenio, y a este paso, el gobierno de Enrique Peña Nieto pasará con más pena que gloria, para desgracia de la gente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada